El agua como síntoma de la crisis ambiental

El agua como síntoma de la crisis ambiental 1


Uno de los aspectos más destacados de la crisis ambiental que padecemos en el planeta Tierra desde hace décadas es la situación cada vez más preocupante del agua en general, de la hidrosfera. El agua dulce por ejemplo es un recurso económico escaso que en determinadas áreas del planeta se está convirtiendo en una necesidad imperante que no puede ser cubierta debido a la escasez o la mala distribución.

En los países industrializados el dilema es otro, el cambio climático cada vez está provocando alteraciones meteorológicas más constatables y el ritmo de precipitaciones es menos suave y más tormentoso, eso provoca menores posibilidades de embalsar agua y afecta gravemente a sectores económicos como la agricultura. La sobreexplotación de los acuíferos debido a la ganadería y la agricultura industrial también está limitando los depósitos de agua disponibles, así como nuevas formas de extracción de energía como el fracking hidraúlico.

Para tratar estos y algunos otros temas relacionados con el agua y la sostenibilidad, tendrá lugar el fin de semana del 15 al 17 de noviembre el iWater Barcelona, la feria del agua donde se reunirán expertos del sector y abordarán temas tan importantes como la titularidad del agua, los problemas ambientales, las infraestructuras o las catástrofes naturales.

La escasez de agua dulce

Existe un amplio consenso científico que indica que la escasez de agua dulce podría suponer en las próximas décadas uno de los principales motivos de conflictos bélicos. En la actualidad, casi dos terceras partes de la población mundial vive sin acceso a agua fresca durante al menos un mes al año.  Esta ausencia se debe a la escasez de agua pero también a la distribución desigual de la misma, mientras que procesos industriales son alimentados con agua potable a diario, el acceso a agua potable no está garantizado para una gran parte de la población, sobre todo en países subdesarrollados del Tercer Mundo.

Otro gran problema, acusado por la utilización de agua potable para usos diferentes al consumo humano, es que la demanda de agua dulce mundial es prácticamente el doble que los recursos disponibles, eso se traduce sobre todo en escasez de agua muy visible en países que a su vez destinan buena parte del agua dulce a procesos industriales, como China e India, que son los dos países más poblados del planeta.

La crisis ambiental, cuyo principal causante es el cambio climático, está además generando cada año miles de refugiados climáticos. Se calcula que en las próximas décadas, decenas de islas del Pacífico dejarán de ser habitables por el aumento del nivel del mar.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios