Biocombustible a base de aceite de ricino

El aceite de ricino, producido a partir de una planta que crece en todas partes y se la considera una maleza, es la base de un biocombustible generado por científicos mexicanos.

Por su alto rendimiento y fácil cultivo, estos ingenieros buscaron alternativas a los aceites alimenticios, que podrían llegar a competir en cultivos con los utilizados para consumo humano.

Otra ventaja de este biodiesel de aceite de ricino es que “al iniciar la combustión del vehículo comienza el desgaste del motor, eso es normal, pero nuestro biocombustible proporciona una serie de ventajas: una mayor lubricidad que reduce la fricción y amplía la vida útil de las unidades, más estabilidad, menos oxidación y un mayor rendimiento comparado con el diésel convencional, además de que logramos reducir su costo”, explicaron.

A su vez, el proceso de producción de biocombustible es sumamente contaminante, pero no en este caso, ya que el proceso es eficiente también.

Por último, este combustible ecológico tiene ventajas particulares para los mexicanos. “En el Gobierno del DF existe un Programa de Autorregulación para Camiones Diesel mediante el cual las unidades pueden circular diario, siempre y cuando reciban mantenimiento constante para reducir sus emisiones, pero resulta muy costoso para los empresarios; sin embargo, el sólo hecho de utilizar Biodinox reduce hasta 15 por ciento las emisiones y exentarían el Programa Hoy No Circula, entonces las empresas pueden utilizar el biocombustible para evitar que sus automotores dejen de circular y también obtendrían un ahorro”, concluyeron.

Vía: Impre

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios