El agua dulce de los bosques reduce la capacidad de los árboles de absorber carbono

Los árboles actúan como sumideros naturales de carbono. Uno de los acuerdos alcanzados en la Cumbre de París sobre cambio climático habla de no eliminar la emisión de gases de efecto invernadero sino de alcanzar emisiones neutras, es decir, no emitir más gases de efecto invernadero de origen antropogénico que los que seamos capaces de absorber  a través de sistemas naturales o mediante geoingeniería.

Un estudio publicado en “Proceedings of the National Academy of Sciences” ha demostrado que una importante cantidad de gases de efecto invernadero se escapa a través del suelo y en los ríos y arroyos.

“Estamos sugiriendo que una vez que se tiene en cuenta el carbono que se escapa de los paisajes por los entornos acuáticos, la cantidad de almacenamiento real de carbono se reduce en casi un 30 por ciento”, afirma David Butman, uno de los autores del estudio.

El agua dulce de los bosques reduce la capacidad de los árboles de absorber carbono 1

El descubrimiento es importante porque supone tener que incluir las reservas de agua dulce de los espacios forestales para contabilizar cuánto carbono es capaz de absorber es sistema completo. Es necesario recordar que los acuerdos alcanzados en la Cumbre de París incluyen la obligación de informar a los organismos internacionales sobre la cantidad de carbono que se está absorbiendo y si se alcanzan los objetivos de balance de emisiones.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios