Gimnasio Ecológico funciona con energía cinética

Adam Boesel es un profesor de escuela que se convirtió en entrenador personal y creó el primer gimnasio ecológico que se encuentra emplazado en Portland, Oregon. Mientras ideaba el modo de hacer su sala de ejercicios, pensó que sería una idea interesante que las propias personas que realicen ejercicios, utilicen su fuerza corporal para generar energía eléctrica.

Es así como toda la energía que se libera mientras se realiza cada clase en bicicleta, corriendo, o realizando cualquier otro ejercicio, se transforma en electricidad, que es usada por el establecimiento para ahorrar en consumo y, como consecuencia, cuidar el medio ambiente.

Inicialmente, Adam se contactó con varias empresas para obtener los recursos para solventar su proyecto, pero no consiguió lo que buscaba. Sin embargo, no se dejó vencer por las adversidades y creó una empresa que llamó Re:Source Fitness. En ese momento se comenzó a trabajar en las bicicletas generadoras de energía, pero su tiempo de inversión no fue muy positivo, así que Adam tuvo que seguir invirtiendo el mismo en su propia idea. A pesar de todo, este entrenador continuó desarrollando los equipos para su proyecto con la idea de buscar modelos simples y ecológicos, pero no sólo para los aparatos, sino también en favor de la creación de una cultura de ahorro de energía en sus gimnasios.

Actualmente, en los llamados The Green Microgym, las máquinas de ejercicios se encuentran conectadas a un generador, que se encarga de transformar en electricidad la energía cinética que produce cada pedaleo o movimiento. Es interesante saber que la mayor parte de los usuarios pueden generar un promedio de 50 y 150 watts en media hora de ejercicio.

A continuación, detallamos las tres opciones por las cuales Adam cree que los gimnasios verdes deben ser elegidos:

  1. Los grandes gimnasios intimidan a la mayoría, ya que mucha gente observadora concurre a ellos. Este gimnasio es para todas las personas que se sientan cómodas en un espacio más pequeño. Tanto quienes tengan buen físico, como los que se sientan un tanto fuera de estado, están bienvenidos a este lugar.
  2. Los miembros de este gimnasio cuentan con un código de acceso durante las 24 horas, lo cual significa una gran conveniencia para decidir cuándo hacer ejercicio según los horarios que tengas.
  3. Se promueve la cultura ecológica desde el ahorro de energía y desde la promoción de un estilo de vida en favor del cuidado del medio ambiente.

Vía

Thegreenmicrogym.com

Eldiario24.com

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios