Ahorra energía y cuida el ambiente con una cocina solar

Ahorra energía y cuida el ambiente con una cocina solar

Uno de los artefactos menos costosos y más fáciles de incorporar a la vida cotidiana y a los hogares es una cocina solar, si lo que se quiere es comenzar a hacer un uso más generalizado de las energías renovables y así cuidar el medio ambiente.

En efecto, esta cocina u horno solar prescinde del gas, del carbón o la electricidad, y en cambio apela a una energía limpia como la del sol para la cocción de alimentos.

Si te interesa tener una cocina solar, debes saber que hay de dos tipos, y con características diferentes:

– De concentración. Se basan en concentración de la radiación solar en un punto, típicamente a través de un reflector parabólico. En dicho punto se coloca la olla que cocinará los alimentos. Generan altas temperaturas y permiten freír alimentos o hervir agua. Son particularmente peligrosas al usuario si no se tiene cuidado y si no usas el tipo de protección debe ser necesario.

– Horno o caja. El horno o caja solar es una caja térmicamente aislada, diseñada para capturar la energía solar y mantener caliente su interior. Los materiales generalmente son de baja conducción de calor, lo que reduce el riesgo de quemaduras a los usuarios y evita la posibilidad de incendio tanto de la cocina como en el lugar en el que se utiliza. Además los alimentos no se queman ni se pasan conservando así su sabor y valor nutritivo.

En el mercado hay muchos modelos y de diferentes precios, puedes empezar a usar una de estas cocinas poco a poco, hasta que te acostumbres a esta forma de cocinar.

Vía: Wikipedia

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios